Oftalmología general

La Oftalmología General consiste en las revisiones oftalmológicas de rutina, destinadas a comprobar la salud ocular de nuestros pacientes.

Esto no se reduce a comprobar la visión y la graduación sino a valorar todos los parámetros tanto anatómicos como funcionales del globo ocular así como de la coordinación entre ambos globos oculares y la integridad del sistema visual.
Con estas revisiones oftalmológicas se consigue detectar y prevenir patologías oculares frecuentes y no tan frecuentes, y tratarlas adecuadamente.

Revisiones

Las revisiones oftalmológicas nos informarán también de la evolución de dichas patologías. Aparte de las revisiones oftalmológicas programadas, en el Centro de Salud Ocular, atendemos aquellos problemas oculares que no pueden esperar, las urgencias oftalmológicas.

Las urgencias oftalmológicas pueden ser de diferente índole, desde una conjuntivitis hasta un desprendimiento de retina. En la consulta de urgencia, se valora el problema, se diagnostica y se trata o se dirige  el caso a los diferentes subespecialistas con los que cuenta el Centro de Salud Ocular.

Detección precoz

En oftalmología hay una serie de enfermedades en las que retrasar su tratamiento puede hacer que la función visual o no se desarrolle adecuadamente (como es el caso del estrabismo y la ambliopía u ojo vago), o se deteriore de forma irreversible (como en el caso del glaucoma).
Así mismo, los defectos de graduación corregidos a tiempo, permiten mantener una visión correcta en todo momento. Es por esto que los controles periódicos son muy importantes para la detección y solución precoz de todos estos problemas.

Seguimiento y control

Hay muchas patologías oculares que son crónicas, y aunque estén diagnosticadas y controladas con un tratamiento adecuado, se han de valorar periódicamente. Es por ello que el seguimiento periódico y los controles específicos de dichas enfermedades aseguran la eficacia del tratamiento y la salud ocular en todo momento.

Contactología

La contactología consiste en la adaptación de lentes de contacto de diferentes materiales y diseños para compensar problemas refractivos como la miopía, hipermetropía, astigmatismo  y presbicia. De esta manera se prescinde del uso de gafas durante unas horas al día.

La adaptación consiste en la medición del defecto ocular y las pruebas con diferentes modelos de lentillas, materiales y medidas para llegar a un uso satisfactorio de la lente de contacto por parte del paciente.

También existen lentes de contacto especiales para tratar problemas específicos como  queratocono, aniridia, astigmatismo irregular etc.

Tienes más preguntas?

VER CIRUGIAS